Skip to content

DERECHO CIVILNEGLIGENCIA PROFESIONAL

Resolución de casos de negligencia profesional, con la visión estratégica desde la experiencia de una ex juez.

Sucede a menudo que algunos abogados de pacientes abusan de la jurisdicción penal como medio para reclamar daños y perjuicios consecuencia de una posible negligencia médica. Cabe destacar que la jurisdicción penal queda reservada a los casos más graves y flagrantes de imprudencias médicas

En este punto, es muy común que se sigan llevando causas a la jurisdicción penal con la única alegación de falta de información, cuando la jurisprudencia ha aclarado en multitud de ocasiones que la falta de firma del consentimiento informado no constituye elemento integrador del tipo de la impudencia penal.

NOS PONEMOS EN CONTACTO CONTIGO

También es común que se presenten denuncias o querellas con el único argumento de un retraso o error de diagnóstico, cuando la jurisprudencia ha aclarado en muchas ocasiones que el error o retraso de diagnóstico es propio de la culpa civil y no de la imprudencia penal —a excepción de flagrantes errores de diagnóstico—.

Del mismo modo, también se producen errores en el uso de la jurisdicción civil y contencioso-administrativa para determinados casos de negligencias médicas.

Otro problema que se suele plantear cuando se presenta una reclamación por negligencia médica es la de determinar los sujetos pasivos de la acción, es decir, frente a quienes dirijo la acción judicial.

Otro error muy común es utilizar a peritos médicos sin conocimientos en la materia o experiencia pericial.

Es importante que cuando se presenta una demanda se posea toda la documentación relevante del caso, lo que significa que se haya obtenido la historia clínica completa —todos los informes médicos, consentimientos informados, radiografías, etc.

DÉJANOS AYUDARTE