Skip to content

DERECHO CIVILRESPONSABILIDAD CONTRACTUAL Y EXTRACONTRACTUAL

Resolución de casos de responsabilidad contractual y contractual, con la visión estratégica desde la experiencia de una ex juez.

La responsabilidad contractual es aquella responsabilidad civil que nace de la culpa por falta de diligencia y previsión en el autor del acto, que deriva en un incumplimiento de sus obligaciones y genera la obligación de indemnizar.

NOS PONEMOS EN CONTACTO CONTIGO

Atención
Exclusiva

Presupuesto
Cerrado

Experiencia
Judicial

Bilingüe
Español-Francés

¿Qué diferencia la responsabilidad contractual de la extracontractual?

Con frecuencia se confunden ambas, aunque se ha de entender que en nuestro derecho se trata la responsabilidad contractual y extracontractual como dos regímenes diferenciados, concretándose sus diferencias principalmente en su distinto origen, presuponiendo en la primera una relación anterior, que de ordinario es un contrato, pero que puede ser cualquier otra relación jurídica que conceda un medio de resarcimiento; mientras que en la extracontractual sólo presupone un daño, con independencia de cualquier relación jurídica preexistente entre las partes. En cuanto a los tipos de responsabilidad civil extracontractual, conviene tener en cuenta la siguiente diferenciación:
  • Responsabilidad civil extracontractual por hechos propios.
  • Responsabilidad civil extracontractual por hechos ajenos. Tal y como establece el Art. 1903, Código Civil, la obligación contemplada en el Art. 1902, Código Civil es exigible no sólo por los actos u omisiones propios, sino por los de aquellas personas de quienes se debe responder.
 Conviene tener en cuenta a este respecto la responsabilidad que corresponda:
    • A los padres, responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda.
    • Al tutor, responsable de los perjuicios causados por los menores o incapacitados que están bajo su autoridad y habitan en su compañía.
    • Al empresario, responsable respecto de los perjuicios causados por sus dependientes en el servicio de los ramos en que los tuvieran empleados, o con ocasión de sus funciones.
    • A los profesores y educadores, que responderán por los daños y perjuicios que causen sus alumnos menores de edad durante los períodos de tiempo en que los mismos se hallen bajo el control o vigilancia del profesorado del Centro, desarrollando actividades escolares o extraescolares y complementarias.
    • Por daños causados por animales.
    • Por la caza.
    • Por ruina de los edificios.
    • Por actividades industriales.
    • Por caída de árboles.
    • Al cabeza de familia.

DÉJANOS AYUDARTE