Skip to content

DERECHO PENALDELITOS LEVES

Resolución de casos de delitos leves, con la visión estratégica desde la experiencia de una ex juez.

Los delitos leves han venido a sustituir a las antiguas “faltas”, pasando a denominarse con la reforma del Código Penal delitos leves.

No todas las conductas que antes eran consideradas una falta penal se han convertido en delitos leves. Algunas de aquellas conductas se han despenalizado y otras se han convertido en sanciones administrativas.
Está regulado en los artículos 962 a 977 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Cuando la Policía Judicial tenga noticia de un hecho que presente los caracteres de delito leve cuyo enjuiciamiento corresponda al Juzgado de Instrucción al que se debe entregar el atestado o a otro del mismo partido judicial, procederá de forma inmediata a citar ante el Juzgado de Instrucción de Guardia a los ofendidos y perjudicados, al denunciante, al denunciado y a los testigos.

NOS PONEMOS EN CONTACTO CONTIGO

Atención
Exclusiva

Presupuesto
Cerrado

Experiencia
Judicial

Bilingüe
Español-Francés

Recibido el atestado en el Juzgado, si el juez estima procedente la incoación del juicio, adoptará alguna de las siguientes resoluciones:

Acordará el sobreseimiento del procedimiento y el archivo de las diligencias.

Acordará la inmediata celebración del juicio en el caso de que hayan comparecido las personas citadas o de que, aun no habiendo comparecido alguna de ellas, el juzgado reputare innecesaria su presencia.

El juicio será público, dando principio por la lectura de la querella o de la denuncia, si las hubiere, siguiendo a esto el interrogatorio del denunciante y denunciado, practicándose seguidamente las pruebas de las que cada uno de ellos intente valerse (testigos, documentos, etc.) para demostrar, en el caso del denunciante que se ha cometido el delito leve y en el caso del denunciado que es inocente de la denuncia contra él interpuesta.

Finalizada la práctica de la prueba, las partes podrán exponer de palabra lo que crean conveniente en apoyo de sus respectivas pretensiones así como la valoración de la prueba practicada, hablando primero el Fiscal, si asistiere, después el querellante particular o el denunciante y, por último, el denunciado.

El Juez, en el acto de finalizar el juicio, y a no ser posible dentro de los tres días siguientes, dictará sentencia.

La sentencia es apelable en el plazo de los cinco días siguientes al de su notificación.

DÉJANOS AYUDARTE