Skip to content

DERECHO BANCARIOCLAUSULA SUELO

Resolución de casos de clausula suelo, con la visión estratégica desde la experiencia de una ex juez.

El 98,3 por ciento de las 9.326 sentencias dictadas el año pasado por los Juzgados de Primera Instancia especializados en acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física fueron favorables al cliente.

La jurisprudencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo sobre las “cláusulas suelo”, tras resolver que las mismas forman parte de los elementos esenciales del contrato (precio/prestación), ha establecido que lo que debe controlarse en cada caso concreto es la transparencia. Es decir, dado que las cláusulas que se refieren a los elementos esenciales del contrato no se someten a control del contenido, la cuestión es decidir cuándo son transparentes y cuándo no (art. 4.2 de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores). Entre otras muchas, SSTSde 9 de mayo de 2013 y 23 de diciembre de 2015.

NOS PONEMOS EN CONTACTO CONTIGO

Atención
Exclusiva

Presupuesto
Cerrado

Experiencia
Judicial

Bilingüe
Español-Francés

La jurisprudencia, tanto de la Sala Primera del Tribunal Supremo como del TJUE, ha declarado la importancia que para la transparencia en la contratación con los consumidores tiene la información precontractual que se les facilita, porque es en esa fase cuando se adopta la decisión de contratar.

Como ha precisado el Tribunal Supremo, “en el caso de la nulidad de una condición general que regula un elemento esencial del contrato por falta de transparencia, la causa del carácter abusivo de la condición general estriba en la ausencia de información adecuada por parte del predisponente sobre la existencia y trascendencia de la cláusula contractual, perjudicial para el consumidor. Este déficit de información impide que el consumidor adopte la decisión de contratar conociendo con claridad la carga económica y las consecuencias jurídicas que le supone la existencia de esa cláusula en el contrato y no le permite comparar correctamente la oferta con otras existentes en el mercado” (STS número 367/2017, de 8 de junio).

DÉJANOS AYUDARTE